Houston; Texas / Redacción:

Durante un partido de béisbol de las Grandes Ligas, una menor recibió el golpe de una pelota en la cabeza, por lo que rápidamente la internaron en un nosocomio de la localidad. La familia de la pequeña, informó que las secuelas que presentó son permanentes y tiene daño cerebral.

El suceso ocurrió durante un encuentro entre los Astros de Houston y los Cachorros de Chicago, cuando Albert Almora Jr. bateó de “foul” y la pelota impactó en la cabeza de la menor que se encontraba en las gradas.

El abogado de la familia afirmó que la niña, aún padece de convulsiones pese a los tratamientos médicos que se le suministraron, pues tuvo una fractura craneal debido al fuerte impacto, misma que afectó su sistema nervioso provocándole ataques epilépticos, dolores de cabeza intensos y terrores nocturnos.

A pesar de lo sucedido, la familia no presentó cargos contra el pelotero ni contra su franquicia y señaló que los Astros de Houston, han estado en contacto con ellos para conocer la evolución de la pequeñita.