Ciudad de México / Redacción:

Se dio a conocer que desde el pasado lunes, las cuentas del líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, fueron congeladas por las autoridades.

Al sindicalista, se le acusa de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero por 74 millones de pesos; en consecuencia, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), recibió un requerimiento de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda.

Su esposa y sus hijos, también se encuentran en calidad de investigados; se dice que el también ex Senador, dejará la dirigencia sindical petrolera en las próximas horas.

Lo anterior, por las investigaciones en su contra, mismas que confirmó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Oficialmente, la UIF no ha confirmado el congelamiento de las cuentas; sin embargo, asesores jurídicos de Romero Deschamps señalaron que las cuentas del dirigente, las de su esposa y de sus hijos, quedaron congeladas desde el pasado lunes.

Romero Deschamps, suma nueve denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR), algunas ante la UIF y una de la Secretaría de la Función Pública (SFP).