Ciudad de México;

Se encontró el cuerpo de una mujer policía que presentaba un disparo en la cabeza, presuntamente realizado con su propia arma en Iztapalapa.

La ahora occisa se encontraba aún con su uniforme de servicio y en su mano tenía una pistola calibre .9 milímetros.

Así mismo, tan solo a unos pasos del cadáver también se localizó un arma larga.

La víctima se identificó como Wendy L. de 18 años de edad y según la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la mujer apenas tenía dos meses de servicio.

Se presume que ella misma ocasionó su muerte, sin embargo, las autoridades correspondientes ya se encargaron de abrir una carpeta de investigación.