Matamoros, Tamaulipas:

Durante una reunión improvisada por parte de los migrantes varados en Matamoros, trataron varios puntos acerca de su estancia en esta ciudad fronteriza.

En primer lugar, aseguran sufrir discriminación por parte de los mexicanos, argumentando que han aguantado malos tratos, agresiones y hasta se han llevado golpizas al transitar por Matamoros.

En un segundo punto, varias migrantes hondureñas, exhortaron a la gente que acude a regalarles comida, que cambiaran el huevo y los frijoles, pues diariamente comían lo mismo.

Otros más se quejaron de haberse enfermado al recibir comida en estado putrefacto.

Cabe destacar que los extranjeros, la mayoría provenientes de Honduras y otros más de Cuba, refieren que, debido a las leyes norteamericanas, tienen que estar en México en espera del asilo político, donde aseguran, no pidieron estar.

Finalmente, se sabe que en dicho campamento en Matamoros, hay más de 2 mil centroamericanos, en respuesta a su asilo humanitario en el vecino país.