Reynosa, Tamaulipas/ Redacción:

El cadáver de un hombre que fue rescatado sin vida del río Bravo, aún permanece en el Servicio Médico Forense (SEMEFO) sin que sea reclamado para su cristiana sepultura, pese a que fue reconocido por su pareja sentimental.

Los restos de José aún se encuentran en una plancha del anfiteatro, esperando que sea reclamado por sus parientes.

Trascendió que la víctima mortal fue visto cerca del ejido Los Longoria y fue reportado al Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C-4) de esta ciudad.

Por lo que minutos después, un equipo de rescate acuático logró ubicar el cuerpo y lo llevaron bajo el puente internacional Reynosa-Hidalgo.

Hasta la escena, llegaron elementos de la Policía Investigadora, quienes dieron fe en representación del Ministerio Público, que se apersonó de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas (FGJET).

Una mujer que se identificó como Yadira “N” ante las autoridades, manifestó ser la pareja sentimental del ahora occiso y dijo que José se dedicaba a pescar, para llevar el pan de cada día.

Finalmente el cuerpo fue recuperado a la altura del puente internacional Reynosa-Hidalgo en la llamada Cruz del Migrante, donde fue trasladado al SEMEFO para la necropsia de ley, y esperan que alguna persona le reclame para darle cristiana sepultura.