Nuevo Laredo, Tamaulipas:

Una joven fémina sufrió un aborto espontáneo mientras se encontraba en su lugar de trabajo; el producto de entre 12 a 15 semanas murió y a la mujer la trasladaron a un hospital.

Paramédicos de la Dirección de Protección Civil y Bomberos (DPCYB), auxiliaron a Damaris “N” de 26 años, a quien ingresaron al Hospital San Gerardo donde permaneció internada.

Una llamada telefónica reportó al Centro de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones (C4), que en una empresa localizada en la colonia Francisco Villa por el bulevar Universidad, se encontraba una mujer que había abortado.

Cuando llegaron paramédicos al lugar, encontraron a Damaris en el baño de la empresa, sitio donde se había registrado la pérdida; el producto, aún estaba unido a la mujer por el cordón umbilical.

Una vez que la joven resultó estabilizada, los socorristas la llevaron hasta el hospital antes mencionado, donde le brindaron atención médica.